Iceolator o water hash
Iceolator o water hash

Iceolator o water hash de calidad maxima 00

 

 ya que muchas veces intentamos hacer un iceolator o water hash  y sin saber por que obtenemos un hachís sin sabor, que apenas huele ni coloca y que no se puede prensar para hacer una pieza dura y conjunta. Suele ser por que tenemos fallos que no debemos volver a cometer si queremos una extracción de calidad.

La finalidad de cualquier extracción de resina o hash  es separar los preciados tricomas, que contiene los cannabinoides y terpenos que tanto nos gustan, del resto de vegetación. Los cogollos, además de tricomas, están compuestos por: celulosa, pelos de cistolita, ceras, polvo del ambiente y otros compuestos no aprovechables.

 

El método de extracción de hachís al hielo o Iceolator o water hash funciona siguiendo un principio muy simple: básicamente al enfriar las glándulas de resina (tricomas de ahora en adelante) se endurecen hundiéndose  mientras los restos de material  vegetal (hojas y palos) flotan en el agua. Las bolsas de nylon donde están las mallas o cedazos  son las encargadas de separar hojas y restos del tricoma, el cual queda adherido en la red microscópica formada por el tamiz de la malla.  En función del grosor de dicha malla se obtienen las diferentes calidades de hachís al agua. Los grosores de cedazo más utilizados son: 30-45micras (primera calidad), 60-75micras (segunda calidad), 90-120micras (tercera calidad), 150-180micras (cuarta calidad o calidad comercial); el modelo mediano de Ice-O-Lator se vende con los cedazos de 45µ (0.045mm), 70µ (0.070), 185µ (0.185mm) y 220µ (0.22).

A continuación os detallamos todo el material necesario para elaborar nuestro Iceolator o water hash, tomad buena nota: un cubo de 20/25 litros (a ser  posible con tapa), una batidora de cocina  con palas (también puede servir un taladro con unas palas adaptadas), papel de cocina absorbente, 2 bolsas grandes de hielo (entre 2 y 5 kilos),  un termómetro, y los restos, a ser posible, secos y congelados de una o dos cosechas (hojas de la manicura y pequeños cogollos bajos). Los mejores restos que podemos aprovechar al cortar las plantas son las pequeñas hojitas que envuelven los  cogollos cargadas de resina, aunque las hojas más grandes, si tienen tricoma también sirven. Procura retirar los palos y ramitas, es preferible tardar un poco más haciendo esto y así evitar que se estropeen o rompan las mallas. Recuerda que para extraer el mejor Iceolator o water hash, lo más importante es cuidar la calidad de la materia prima que usemos, pues a mayor cantidad de tricoma, mayor será la calidad del producto final obtenido

Una vez nos pongamos manos a la obra el proceso de extracción es bastantes sencillo: lo primero es colocar en el cubo las bolsas del Ice-O-Lator, empezando siempre por la de menor grosor (generalmente viene indicado en una pequeña etiqueta en la parte superior de la bolsa) hasta colocar la más grande donde quedan atrapados los restos de materia vegetal. Cuando se colocan las bolsas hay que cuidar que éstas queden bien ajustadas al cubo y vigilando que quedé suficiente separación entre las unas y las otras. Una vez colocadas las bolsas, es el momento de añadir los restos vegetales, el hielo y el agua fría (lo más fría posible) dejando el cubo unos 10-15cm sin llenar, y dejamos reposar 15 minutos. Tampoco es conveniente llenar las bolsas con muchos restos vegetales pues los tricomas necesitan espacio suficiente para poder pasar y caer en las otras mallas.

Una vez batida y reposada el agua helada con la hierba, llega el momento de quitar la tapa y retirar  todo el material sobrante con la ayuda de la primera de las bolsas, la más grande. Deja que el agua escurra y asegúrate que los tricomas no se quedan pegados en la parte externa de la bolsa.  Después, saca la siguiente bolsa dejando escurrir el agua como con la primera.  Si la malla de esta la bolsa está obstruida es una buena señal. Coge la bolsa con las manos y muévela arriba y abajo para mover la masa de tricoma  y que el agua pueda caer mejor. Cuando el agua acabe de escurrir, el cedazo queda lleno de un material pastoso color dorado (los ansiados tricomas), si este producto aparece con un color más verdoso o parece sucio, acláralo cuidadosamente con ayuda del cedazo y un poco de agua fría.  Después dobla la malla con el papel de cocina alrededor y ve apretando hasta secar con el papel la bola de tricomas.

Retiramos el Iceolator o water hash del cedazo sirviéndonos de una cuchara o cualquier utensilio similar que nos pueda ayudar a rebañar la malla. La humedad que aun queda en la pelota de tricoma debe desaparecer lo antes posible para evitar que empiecen a pudrirse. La manera más fácil y efectiva de secar la resina es apretarla en un pedazo de plástico con la mano hasta que tengas una pelota sólida. Continúa apretando y girando la bola sobre sí, y con ayuda de un alfiler, haz un pequeño agujero en el plástico para que el agua salga y poderla secar con el papel absorbente. Es importante trabajar con las manos la pelota de hachís para  que las glándulas de tricoma se rompan y liberen los preciados cannabinoides. A medida que se amasa la mezcla se ira volviendo más oscura y pegajosa. Cuando terminéis de trabajar el producto, estará listo para ser fumado. Por último, enjuagar bien el Iceolator o water hash y si quedaran restos en las mallas, límpialo usando alcohol 96% y un paño. el secado del hash es uno de los temas mas importantes de todo el proceso pero este tema ya aremos un blog de secados y manipulaciones  del Iceolator o water hash

Iceolator o water hash

Iceolator o water hash

 

 

Iceolator o water hash
Iceolator o water hash

comentarios

comentarios

Selecciona tu moneda

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies